“El arsenal que Javier Campo saca de la bodega para obsequiarnos en el maridaje es de una precisión y una calidad que abruma. Lo que es capaz de maquinar su mente traviesa cuesta encontrar. Por supuesto, es un caso único en la provincia de Tarragona y, que recordemos y conozcamos, sólo es superado por la magia negra de Josep Roca en Girona.”

Miquel Bonet

― Tarragona Digital