Los vinos espumosos y las celebraciones siempre suelen ir cogidos de la mano y, en Navidad, parece que, si no se brinda con burbujas, pues es menos Navidad. Pero, vinos espumosos, hay muchos.

Magia de las burbujas, distinguirás los tipos de espumosos | Wine & Grapes News

Gracias a Dios, el consumidor conoce mejor el vasto mundo del vino, aunque, aun podemos ver carteles en tiendas o catálogos que pone vinos y cavas. Si nos ponemos a analizarlo separan los cavas, que es una DO y el resto de los vinos están aparte y, ahí pueden entrar vinos tranquilos, generosos, de una u otra denominación o país. Lo correcto sería poner vinos y punto, ya que todos ellos, son vinos. Sirva esto como preámbulo a utilizar el nombre cava para aglutinar todos los vinos espumosos y, desde luego no es así.

Cava o champagne

La Denominación de Origen Protegida Cava elabora vinos espumosos de calidad en varias zonas de España por lo que es una DO supraautonómica. El Consejo Regulador de la DO Cava ampara unas garantías, métodos y variedades en concreto necesariamente implícitas en la elaboración de sus vinos espumosos de calidad entre muchos otros parámetros y por ello, solo pueden llamarse cava los vinos elaborados bajo el amparo de dicho consejo.

Para poder distinguir unos vinos de otros es importante leer las etiquetas y contraetiquetas y no solo mirar que esté en una botella determinada que todos asociamos al vino espumoso, concretamente, al champagne. La diferencia básica entre el cava y el champagne es que el cava se hace en España y el champagne, en Francia. Las variedades cambian de un sitio a otro. En champagne son solo tres y en cava son nueve. Sin embargo, el método de elaboración es el mismo, es decir, el de segunda fermentación en botella.

Mismo método

Ese mismo método, aquí en España, también se utiliza en Classic Penedés, en Corpinnat y, cada vez más, en muchas regiones vitivinícolas que elaboran vinos espumosos de calidad con muchas y diversas variedades. Y todo ello sin estar bajo el sello de cava o sin estar bajo el amparo de ninguna denominación de origen. Si aquí añadimos los espumosos Prosseco de Italia elaborados con otro método, el charmat, o los vinos gasificados por inyección de carbónico, o como frizzantes o spritzer, la confusión para el consumidor que solo mira la forma de la botella es notable. Pero os daremos una pista: si el líquido es de color azul, no es cava.

Bromas aparte, si buscamos un cava, en la botella pone cava. Los diversos sellos te indican los tiempos mínimos de segunda crianza. Las etiquetas te muestran mucha información entre la que destacaremos el dosaje o grado de azucares, las variedades o la bodega. Si buscamos un champagne, por favor que nadie le ponga el apellido “francés” porque, si no es francés, no es champagne.

Respecto a esa pregunta capciosa si está más bueno el champagne o el cava, el corpinnat o el classic, el espumoso de allí o el espumoso de allá… La respuesta no existe. Quizás sería más correcto preguntar a ti que te gusta más. Pero también influyen muchos factores. El momento. El lugar. Con quien estas. Qué tipo de comida estás comiendo. Tu humor. El dinero que quieras gastarte. Y esto último, lo dejaremos para otra ocasión, que el tema da mucho de sí. Mientras brindemos por un mejor año con la magia de las burbujas.

Publicado en WINEGRAPESNEWS.COM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s