Los hábitos de consumo en el queso fluctuan al igual que la situación social. Para entender esta afirmación veamos unos cuantos datos para poder valorar en que estado se encuentra el queso en el mercado

Photo by Pixabay on Pexels.com

El queso ha sido, es y será un producto esencial en nuestra dieta y alimentación por sus muchas propiedades y beneficios y por el disfrute que nos proporciona organolépticamente hablando. En todos los hogares, de una manera u otra, entra queso practicamente cada semana. Bien sea como alimento puro o como alimento complementario para recetas, el queso es sus muchos formatos es parte de nuestra gastronomía.

Tanto es así, que la compra de queso en España el año pasado llegó a los 360 millones de kilos y unos 2.700 millones de Euros según un informe del Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación. A continuación os pongo unas gráficas en las que se muestran datos que son interesantes de conocer antes de hacer valoraciones.

En el primer gráfico podemos ver la cantidad de queso (de media) por persona según la tipología.

En el siguiente gráfico podemos ver lo que nos gastamos en queso por kilo dependiendo donde lo compramos.

El precio medio del queso por kilo en España es de unos 7,5 Euros. Pero claro, esto es el precio medio. Tal y como he comentado al principio, estos datos son del 2019 y, ahora estamos en el 2020 y con una pandemia que afecta a todos los sectores donde está presente el queso. Hogares, pequeñas tiendas de proximidad, tiendas especializadas, bares y restaurantes, servicios de catering, comercio online… El queso está presente en todo lo nombrado.

Durante la primera fase de la pandemia, esa en la que estabamos confinados y la prudencia aun reinaba, los hábitos de compra cambiaron de los grandes centros comerciales a las pequeñas tiendas de proximidad. En dichas tiendas de proximidad, los quesos artesanos y menos comerciales han estado siempre y, hizo falta una epidemia a nivel mundial para darnos cuenta de lo que nos ofrece ese pequeño comerciante que ha estado ahí, sin hacer ruido y cuidando a su clientela de manera totalmente personalizada.

Nuestros hábitos a la hora de comprar queso cambiaron durante el confinamiento y se conocieron joyas lácticas en diversos formatos que antes pasaban desapercibidas ya que no estaban en el lineal de un hipermercado.

Un repunte en la venta de los quesos artesanos, pese al confinamiento, dió un respiro a los pequeños productores. Pero ahora, de nuevo, volvemos a comprar en lo centros comerciales y, los quesos no son los mismos claro está. Antes hemos dicho que el precio medio de un queso es de 7,5 € pero por un queso industrial mezcla se está pagando unos 15 € aproximadamente. Por un queso artesano se paga más, es cierto. Sobre los 22 € de media. Pero no vamos a hablar de calidades o si nos gusta más uno u otro, porque normalmente, el artesano gana por goleada.

Ahora, os pongo unos números del precio de la leche. El litro de leche de vaca se paga a una media de 0.33 €, el de cabra a unos 0.85 € y el de oveja un poquito más, a 0.87 € más o menos. Este precio es para industriales y para artesanos. Lo que pasa es que unos compran una cosa y otros otra. Y unos tienen unos costes y los otros, pues otros costes.

Photo by Engin Akyurt on Pexels.com

Las ventas de los quesos industriales han vuelto a subir y la de los quesos artesanos han vuelto a bajar. Preguntando a los pequeños comerciantes, ya que son los que toman el pulso diario, afirman que a pesar de que les gusta más los artesanos, con la incertidumbre económica sacrifican y vuelven a los industriales. Las grandes industrias se frotan las manos y, para incentivar la compra de nuevo, lanzan promociones con regalos y, bajan el precio. El quesero artesano se mantiene en el precio y, la horquilla cada vez se hace mayor entre unos y otros.

Y ahora… ¿que es lo que va a pasar? Pues hay mucha preocupación porque una parte de la venta del queso artesano se hace tambien en el sector de la hosteleria y, ya sabemos como están bares y restaurantes. Parece fácil pedir al pequeño elaborador a que se adapte a precios menores, pero hay que tener en cuenta factores externos y que son esenciales para poder sobrevivir con unos mínimos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s