Tomar una copa de vino de Jerez de una añada antigua de más de 20 o 30 años es una experiencia única e imborrable en la memoria.

Captura

Los vinos de Jerez nos llenan de magia cada vez que los disfrutamos. El fino, la manzanilla, el amontillado, el oloroso y el palo cortado son tipos de vino propios de la Denominación de Origen. Además de estos existen otros tipos denominados vinos de vejez calificada.

En la identidad de los vinos de Jerez podemos destacar un factor clave que es el sistema de crianza de criaderas y soleras. Es un procedimiento dinámico de envejecimiento para algunos considerado perfecto, pero que impide hablar del tiempo exacto de crianza y, por ende, de la edad del vino. Por ello, se suele hablar de promedios.

La clasificación de los vinos de Jerez

Tampoco queremos complicar la vida al lector con datos demasiado complejos ni tediosos, ya que, si explicar la elaboración de los vinos de Jerez ya es compleja de por sí, la explicación de los vinos se hace cuesta arriba.

Para simplificarlo, os hablaremos de dos categorías especiales que existen tipificadas en el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Jerez-Xerès-Sherry desde el año 2000, y que alguno de vosotros conocerá por sus siglas: V.O.S. y V.O.R.S.

Diferencias entre V.O.S y V.O.R.S

Las primeras corresponden a los Vinos de Jerez con Vejez Calificada de más de 20 años y las segundas, a los vinos de más de 30 años. La utilización de estas iniciales, en el caso de V.O.S., corresponden a la mención latina Vinum Optimun Signatum (vino seleccionado como óptimo), y que también coincide con la expresión utilizada por los ingleses en sus etiquetas Very Old Sherry (jerez muy viejo).

En el segundo caso, en el de los vinos de más de 30 años, las siglas V.O.R.S. significan Vinum Optimun Rare Signatum (vino seleccionado como optimo y excepcional), y que en ingles representa Very Old Rare Sherry (jerez muy viejo y el rare sería poco común o excepcional).

El tiempo, una virtud en los vinos de Jerez

Es complejo llegar a estas calificaciones, ya que el Comité de Cata del Consejo Regulador es muy exigente a la hora de otorgar esta certificación. Se deben tener en cuenta no solo los parámetros organolépticos y de calidad, sino que se debe garantizar un mínimo de litros en bodega de cada litro comercializado con estas categorías. Con esto se consigue «perpetuar» de manera fidedigna la comercialización de estos maravillosos vinos.

A pesar de lo que se pueda pensar, estos vinos son baratísimos, teniendo en cuenta el trabajo y la extrema calidad que tienen detrás. Se puede tener una botella, por ejemplo, de amontillado V.O.R.S. por menos de 50 € y disfrutar de su carácter único en el mundo. Si lo comparamos con ciertos vinos de otros países y de añadas antiguas, el precio se podría multiplicar por 100 y llegar a los 5.000 €, pero se corre el riesgo de que el vino no esté en condiciones óptimas. En el caso de estas joyas de Jerez, el tiempo se torna una virtud y la longevidad es sinónimo de una experiencia única e imborrable en la memoria.

Publicado en THELUXONOMIST.ES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s