Una de las cosas de la que nos quejamos normalmente es la falta de tiempo. Obviamente, ahora, esa excusa no la podemos poner que estamos confinados en casa. Aun así, entre la pereza y el “cualquier cosa” seguimos comiendo lo mismo

vino_queso

Uno de los comentarios más visto en redes es que “comemos mucho”, “me voy a poner como una bola”, “la ansiedad me hace comer más”, etc. Sin embargo, tiramos de patatas fritas de bolsa, bollería industrial, chocolate y, sobre todo, bocadillos porque es lo más fácil y no tenemos ganas de cocinar a pesar de que tenemos tiempo y más que de sobra.  Os dejamos algunas opciones fáciles y menos tediosas a la hora de prepararlo. Eso sí, engordar, engordan igual.

LA DE QUESOS

Como afortunadamente los servicios de alimentación funcionan muy bien, tenemos queso a nuestro alcance. No solo eso, sino que, los elaboradores de queso que cuidan a su propio ganado siguen trabajando para ofrecernos joyas lácticas que podemos encontrar en esas pequeñas tiendas más especializadas y a la que también debemos ir a comprar para ayudar a la cadena productor-proximidad. Elegimos formatos pequeñitos o pequeñas porciones al corte. Pastas blandas, coagulaciones lácticas, azules, de diversas leches… Las opciones son muchas y diferentes al paquete de lonchas que venden en la tienda de la gasolinera. Preparamos una mesa bien bonita y con un montón de pequeños trocitos de queso, tostaditas y picos de pan.

Saca las copas de la vitrina del comedor y abre una botella de vino blanco joven bien fresquito.

LA TEMÁTICA

Aquí podemos jugar con un montón de opciones. Os nombro un par y lo demás os lo dejo a vuestra imaginación. En cualquier tienda vamos a encontrar productos mexicanos. Compramos unas fajitas (esas tortas de maíz redondas) pechuguita de pollo y un sazonador. Unas verduritas salteadas, el pollo a tiras y ya tenemos unos tacos. Acompañamos con guacamole y unos totopos (los nachos o triangulitos) y el toque picante lo pones o no. Unas cervezas con una rodajita de limón en el gollete y ándele. Otra opción (repito, entre muchas otras) es la temática italiana que ya conocemos muy bien y que encima no es nada cara. Un antipasto hecho con bresaola, mortadela boloñesa, botarga y algunos encurtidos. Vamos… lo que viene siendo un picoteo, pero con productos italianos. Luego preparamos una melanzane alla parmigiana y a disfrutar.

Escogemos un vino rosado que nos irá muy bien.

LA COMPARTIDA

Esta es la más divertida de todas. Estar en casa puede hacer que se levanten chispas. La cocina compartida puede ser muy divertida. Escoged una receta, preparad todos los ingredientes y poner la tablet en la cocina con un tutorial paso a paso. Veréis como en el video sale de una manera y a vosotros de otra.

Esto lo vamos a maridar con ese comodín que tenemos guardado para una ocasión especial: una botella de espumoso que os iréis bebiendo mientras hacéis la preparación. Apartad los cuchillos, jugad con la harina, y sobre todo, reíros mucho que al mal tiempo, buena cara.

Publicado en VINETUR.COM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s