Existen cerca de 1400 variedades de uva con las que se elabora vino de las más de 10000 que hay catalogadas. De entre todas ellas, unas 235 son españolas según el registro vitícola y otras 300 están en proceso de identificación

a1

Pues resulta que, en España, uno de los mayores productores de vino del mundo, solo superado por Italia, se utilizan un montón de variedades extranjeras con las que se consiguen vinos maravillosos, pero no dejan de ser uvas foráneas.

En el listado de uvas que se nos puedan ocurrir a primera impresión suelen salir la cabernet sauvignon y la merlot. ¿y aquí en España hay plantadas? Pues a porrillo. Syrah, sauvignon blanc, chardonnay, riesling, gewürztraminer, pinot noir, cabernet franc… y así, unas cuantas más.

Estas uvas no solo han “colonizado” España, sino que están presentes en la mayoría de los países donde se elabora vino en menor o mayor medida. Entonces te viene una pregunta a la cabeza ¿Si hay un montón de uvas foráneas plantadas aquí en España, hay también uvas españolas plantadas en el extranjero? Pues la respuesta es sí.

Pero en Europa es bastante raro aunque no imposible ya que casi todos los países productores de vino priman con sus variedades autóctonas a la hora de elaborar sus vinos. Sin embargo, en los “nuevos” mundos si podemos encontrar elaboradores que han optado por las variedades españolas para hacer sus vinos. Si bien es cierto, son países que no tenían uvas antes del “descubrimiento”, pero han elegido las nuestras en lugar de otras europeas.

En Barossa Valley, en el sur de Australia utilizan nuestra verdejo para elaborar blancos, junto con otras variedades, que todo hay que decirlo. En Portugal también se trabaja con la verdejo pero aun hay partidarios y detractores que luchan por el origen de esta variedad blanca.

Si seguimos en Australia, en Adelaida Hill’s o en McLaren Valley, se trabaja con monastrell, tempranillo o garnacha, todas ellas tintas y que también comparten cartel con las tintas francesas por excelencia.

Esta última variedad, la garnacha, está presente en Francia y en California especialmente, aunque también en otros países en menor medida. La tempranillo es quizás la más extendida empezando por España, Portugal, Australia, Chile, Estados Unidos, Uruguay o Perú.

Como curiosidad, el cultivo de la uva albariño en otros países ha sido objeto de polémica ya que, en muchas botellas, había de todo menos nuestra querida y singular uva gallega. Esto último nos plantea que el vino debe estar elaborado con variedades autóctonas de cada lugar para que ofrezca las características y tipicidades propias de la uva y de su tierra de origen.

Publicado en VINETUR.COM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s