La revolución del “fast service” ha llegado al mundo del vino

Este concepto que aun suena raro o increíble para algunos ya existe

fast_service.jpg

Algunas tiendas físicas especializadas en vino, desde hace ya muchos años, “acercaban” a sus mejores clientes unas botellas a su domicilio, pues les venía de paso al cerrar o como “favor” por lo importante de su facturación anual. Y no estamos hablando de locales de restauración, sino de particulares.

No hace mucho, aparecieron las tiendas online en donde, cómodamente y desde casa, a través del ordenador o el dispositivo móvil, uno puede pedir que le envíen a su domicilio casi cualquier cosa. Son muchas e innumerables las plataformas más grandes o más pequeñas (que no por ello menos conocidas o valoradas) te plantan una caja con el vino en tu domicilio en un periodo de 48 – 72 horas. Si esto lo aplicamos a monstruos de la red como Amazon y su servicio Prime, lo tienes en un día en la puerta de casa.

La revolución del “fast service” también ha llegado al mundo del vino, y empresas como la propia Amazon, Lola Market o El Corte Inglés se están especializando en enviar tus vinos en menos de 1 hora. Recientemente leímos en Vinetur como una empresa de Barcelona, Pikywines, lanzaba un servicio en el que te llevan el vino a casa en menos de 45 minutos, pero solo en la ciudad condal.

Aplicaciones para hacer recados como Yerrand contemplan ir a comprar vino, pero no son una empresa especializada en este tema. Hacen recados. Hay empresas que te traen un sumiller a casa. Te organizan una cata. Te envían una selección de vinos, etc. Servicios de vino que ya conocemos.

Sin duda una oportunidad de negocio, orientada más hacia poblaciones de tamaño medio, en la que las ventas de grandes o pequeñas tiendas online pueden verse potenciadas con este servicio. Y aquí no estamos hablando de precios, estamos hablando de servicio.

No es nada descabellado el que se pueda llevar a domicilio unas botellas de vino. Cuando el negocio de las pizzas a domicilio irrumpió en nuestros hogares nos pareció un gran avance y, hoy en día, el reparto de comida a domicilio del tipo que sea es un hecho consolidado y que repercute económicamente de manera positiva en el sector, con cifras de cotización en bolsa que no son nada despreciables.

Quien sabe si tu que tienes una pequeña tienda de vinos empiezas a repartir con un cliclomotor en tu ciudad y dentro de poco, te conviertes en el crack del “televino ¿digame?”

Publicado en VINETUR.COM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s